FAPAR critica la prueba individualizada de 3º de Primaria y exige al Departamento de Educación aclaraciones sobre su realización y consecuencias de la misma

Igualmente  se ha trasladado al Departamento el malestar de numerosas familias ante la encuesta derivada a las mismas que pretende emplearse como índice sociocultural para comparar los resultados obtenidos por los estudiantes una vez que se descuente el efecto de dicho índice en las puntuaciones obtenidas en las pruebas y cuyo anonimato no se garantiza. 
La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón “Juan de Lanuza” (FAPAR), ante la realización de las pruebas de 3º de Primaria (los días 5, 6 y 7 de mayo) que impone la LOMCE, la ambiguedad que se traduce de la redacción de la LOMCE repecto a los resultados que podrían servir para tomar decisiones sobre la educación de nuestros hijos e hijas, la situación de estres en el normal desarrollo de vida del centro, que dedicará tiempo y metodologia en la preparación de los exámenes, que irá en detrimento de su formación integral, hemos dado traslado al Departamento de Educación una petición formal para que  ante la próxima realización de estas pruebas, se nos aclare información respecto a:

-          Las medidas ordinarias y extraordinarias que deberán ser adoptadas por los centros educativos referidas al alumnado en el caso de que la evaluación individual de tercero de Educación Primaria de un alumno o alumna resulte desfavorable según los parámetros de corrección de la misma.
-          Las medidas ordinarias y extraordinarias que deberán ser adoptadas por los centros educativos referidas al profesorado en el caso de que la evaluación del grupo de alumnos y alumnas de tercero de Educación Primaria resulte mayoritariamente desfavorable según los parámetros de corrección de la misma.
-          Cómo afectará al expediente del alumnado afectado por la prueba en el caso de que la evaluación individual de tercero de Educación Primaria resulte desfavorable según los parámetros de corrección de la misma.

Igualmente  se ha trasladado al Departamento el malestar de numerosas familias ante la encuesta derivada a las mismas que pretende emplearse como índice sociocultural para comparar los resultados obtenidos por los estudiantes una vez que se descuente el efecto de dicho índice en las puntuaciones obtenidas en las pruebas y cuyo anonimato no se garantiza.
En FAPAR consideramos que las Administraciones Educativas disponen de herramientas que permiten abordar programas de mejora, sin exponer a nuestros hijos e hijas a un examen que no les aportará nada positivo, al igual que el resto de las pruebas que se legislan en la LOMCE, la de 6º, la de 4º de la ESO y la de 2º de Bachillerato, el impulso de la Inspección educativa, la inversión en formación del profesorado y de las familias, la inversión en dotación de personal, programas de refuerzo que apoyan a las necesidades del alumnado, la disminución de las ratios, la atención y orientación personalizada, los medios para superar desigualdades…. en definitiva, hay muchas herramientas que sí consideramos benefician  la educación de nuestros hijos e hijas, mucho más que la simple, pero también costosa, evaluación a la que se pretende someter al alumnado de 3º de Primaria.
El rechazo de FAPAR a la LOMCE en su conjunto ha sido manifestada de forma reiterada, especialmente en las casi 200 charlas realizadas con APAS de todo el territorio aragonés en estos últimos tres años. Además de no haber sido consensuada con nadie y mayoritariamente rechazada, esta reforma ha sido implantada de forma precipitada en Primaria con graves consecuencias para todos (cambios de libros, modificaciones curriculares, problemas organizativos, etc…) y el curso próximo se pretende imponer en Secundaria y Bachillerato. Seguiremos trabajando para que esta Ley, que nos parece la peor reforma educativa de la democracia, se derogue lo antes posible. Y lo hacemos en todos los espacios y momentos en que tenemos oportunidad, como en las últimas actuaciones del constituido Frente AntiLOMCE en Aragón, a cuyas cartas de petición de moratoria de implantación de la LOMCE en Secundaria y de  moratoria de estas pruebas individualizadas en Primaria se está enviado a todos los claustros y consejos escolares de los centros FAPAR se adhiere.